FAQs

Aunque la zona/ huso horario en Antártida es la misma que en Nueva Zelanda: GMT +12 horas, en nuestros viajes a Antártida operamos en la misma zona horaria que Ushuaia, Argentina: GMT -3horas.

La mejor época para visitar la Península Antártica es entre mediados de Noviembre y principios de Marzo, que es cuando allí es verano. Antártida Oriental es menos accesible de modo que la mejor época para visitarla es de Diciembre a Marzo.

El verano en Antártida significa temperaturas más altas, menos hielo marino y más vida silvestre visible.

Nuestras expediciones a la Antártida se centran principalmente en la época de verano (desde octubre hasta marzo), en las zonas de península Antártida y el Mar de Ross. Durante la temporada de verano la temperatura en la Península Antártica varía en un rango entre -2° C y 5° C. En el Mar de Ross puede llegar a ser significativamente más frío, con temperaturas que bajan hasta los -20° C.

Antártida está compuesta por dos grandes regiones: Antártida oriental (la de mayor superficie) y Antártida Occidental (Península Antártica).

Más del 98% del continente está cubierto por hielo y nieve. Estas dos regiones están separadas por los Montes Trans-antárticos.

También hay dos volcanes activos en el continente, el Monte Erebus (3,794 m/12,448 pies), que es el más alto y tiene un lago de lava permanentemente fundida y la Isla Decepción, situada al norte de la Península Antártica.

Las colonias de pingüinos Emperadores se encuentran en el sur de la Antártida en áreas que están bloqueadas por hielo durante la mayoría del tiempo. Esperamos observar pingüinos Emperadores en nuestros viajes al Mar de Weddell y del Mar de Ross.

La vegetación en Antártida se limita a aproximadamente 350 especies de principalmente líquenes, musgos y algas. Varias especies de aves marinas, focas y pingüinos suelen verse en Antártida, tales como pingüino Emperador, pingüino Adelia, orcas, ballenas jorobadas, focas de Weddell y focas leopardo.

Aunque puede nevar en cualquier momento del año, la corriente del Atlántico Norte ayuda a que las temperaturas sean más cálidas que en muchos otros lugares de similares latitudes.

Sin embargo, las fuertes brisas de invierno, la presión baja y la combinación de aire húmedo del mar y el frio aire polar, pueden derivar en rápidos cambios de clima, especialmente durante los meses de invierno.

Durante la estación de invierno, la temperatura en Svalbard puede bajar entre -16 y -12 grados Celsius (3 a 10 grados Fahrenheit).

Julio es el mes más cálido del año con una temperatura promedio de 3 a 8 grados Celsius (37 a 46 grados Fahrenheit).

Realmente no hay senderos. Casi todo va a estará cubierto de nieve, por lo que tenemos que encontrar nuestra propia ruta. Svalbard contiene un rango amplio de diferentes paisajes; hay paisajes irregulares, montañas áridas, y glaciares llenos de grietas, además de millas y millas de tundra.

Como los glaciares están normalmente llenos de grietas y son peligrosos, no nos aventuraremos en ningún glaciar.

Se harán caminatas con raquetas relativamente fáciles para avistar fauna como colonias de aves. Además de caminatas suaves por la tundra intentaremos ascender a algunas montañas accesibles para disfrutar de vistas fantásticas de las montañas cubiertas de nieve y los fiordos congelados.

Depende de lo que se quiera experimentar en la isla. En caso de querer ver la Noche Polar o Auroras Boreales, la mejor época para viajar es de noviembre a febrero.

Si se quiere ver el sol de medianoche y disfrutar de paseos en zodiac, kayak, o caminatas la mejor época para visitar Svalbard es alrededor de mayo hasta septiembre.

Los osos polares suelen salir de la hibernación entre mayo y junio, siendo julio y agosto los meses con más probabilidades de verlos.

En Svalbard y el oeste de Groenlandia siempre existe la posibilidad de que un helicóptero  realice la evacuación. Normalmente puede tardar de 6 a 10 horas si hay algún problema serio y el tiempo lo permite

Por lo tanto, es obligatorio obtener un seguro de viaje que también incluya la cobertura de los costes por evacuación médica/repatriación, ya sea en helicóptero, avión o barco.

Si no tienen buena condición de salud, es imprescindible solicitar el médico un certificado que garantice que estás en buenas condiciones de salud para viajar a estos lugares remotos que tienen pocas o nulas facilidades médicas.

En nuestros barcos a motor tenemos un medico cualificado a bordo en todos los viajes.

Las enfermerías de a bordo en los barcos a motor están equipadas para realizar primeros auxilios médicos.

A bordo de nuestros barcos a vela no hay enfermerías ni medico.

Se debe evitar crear daños innecesarios en la superficie del suelo y la vegetación, ya que las tasas de regeneración son muy lentas.

No se pueden coger muestras de plantas ni flores.

No se permite molestar o alimentar a la fauna silvestre. Hay que ser consciente de todas nuestras actuaciones frente a los animales y comprobar si les hemos podido perturbar visualizando un cambio de comportamiento.

Los zorros árticos pueden tener rabia, así que nunca hay que intentar tocarlos ni acercarse a ellos.

Los guías enseñarán las zonas por las que no se debe pasar si hay aves anidando. Si las aves son perturbadas y dejan sus nidos, los huevos se enfriarán rápidamente y serán presas fáciles de gaviotas y zorros.

En muchos lugares de las islas se encuentran monumentos culturales, sitios de enterramientos, hornos balleneros, cruces, herramientas de caza, etc. Tales monumentos culturales suelen estar protegidas por la ley. Es ilegal destruir o eliminar este tipo de monumentos y objetos del lugar donde se encuentran.

No se permite coger recuerdos, incluyendo huesos de ballenas o focas, animales vivos o muertos, rocas, fósiles, plantas u otros materiales orgánicos.

En Svalbard hay seis parques nacionales donde se pueden encontrar osos polares, renos, zorros árticos, numerosas aves (cómo araos y mérgulo atlántico Alle alle), y varias especies de focas árticas, incluyendo a la icónica morsa.

También es posible encontrar una variedad de ballenas, incluyendo la más grande de todas, la ballena azul, narvales, belugas y orcas.

Para los pasaportes europeos no es necesario obtener un visado para realizar los viajes ya que se embarca desde Argentina o desde Noruega, países exentos de visado a día de hoy.

El resto de nacionalidades deben confirmarlo con la embajada más cercana y nos puedes preguntar en info@viajesalpolo.com

Hay que tener en cuenta que las plazas en los barcos son limitadas y se llenan con mucha antelación. Muchas veces los barcos se llenan hasta con un año de antelación por lo que recomendamos reservar lo antes posible en el momento en el que se sepa que se quiere realizar el viaje.

En la mayoría de nuestras salidas el idioma oficial es el inglés.

En algunas salidas específicas el idioma oficial será el castellano junto con el inglés. Estas expediciones están claramente indicadas en nuestra web.

Dependiendo del barco la edad mínima suele estar en 3 años.

A los niños se les aplica un descuento de un 40% en algunas cabinas.

Se consideran niños a edades comprendidas entre 3 y 16 años.

La temperatura dentro de los camarotes se puede regular de forma individual. En cuanto al barco, la temperatura media está entre 20 y 22ºC.

Las botas de goma son absolutamente necesarias para poder realizar las expediciones polares. Deben ser fuertes, de suela antideslizante, y deben llegar hasta casi la rodilla porque muchos de los desembarcos se realizan en playas.

En los barcos Plancius y Ortelius y Hondius las botas de goma están incluidas y se podrán reservar con anticipación una vez realizada la reserva.

En el resto de barcos, no están incluidas las botas de goma por lo que es necesario que cada uno las lleve en su equipaje.

Por favor, contacta con info@viajesalpolo.com si tienes dudas sobre qué tipo de bota es más conveniente llevar a tu viaje al polo.

Para poder participar en uno de nuestro cruceros al Polo Norte o a la Antártida, tu estado de salud debe ser bueno y debes ser capaz de caminar durante un par de horas cada día.

La vida en el barco no es exigente físicamente hablando, pero cuando se realizan los desembarcos, se hacen caminatas, unas veces más largas y otras más cortas. Las actividades de cada día se anunciarán por la mañana y siempre existe la opción de quedarse a bordo tranquilamente disfrutando de las maravillosas vistas.

Para participar en las excursiones, es necesario subir y bajar del pantalán del barco hasta el agua donde se encuentran las zodiacs. El personal del barco te ayudará en cada momento y con la práctica, la subida y la bajada son más sencillas.

Es importante tener en cuenta que las expediciones se realizan en zonas remotas sin acceso a hospitales, por lo que no podrás participar en nuestras expediciones si tienes alguna enfermedad importante o si necesitas atención o tratamiento médico diario

Todos los pasajeros deben rellenar un documento médico en el proceso de reserva, por si la naviera necesitara requerir más información acerca del estado de salud.

En algunos casos la naviera podrá solicitar un certificado de buena salud expedido por un médico.

En situaciones extraordinarias, la naviera podrá denegar el embarque de algún pasajero que no considere apto para la expedición.

En todas nuestras expediciones los precios a bordo de las bebidas y los regalos están en Euros. En muchos casos también se puede pagar en dólares. Admiten efectivo y pago con tarjeta de crédito (Visa o Mastercard).

Aunque no es obligatorio y en muchos casos los avistamientos de fauna son cercanos, nosotros recomendamos llevar prismáticos para ver ballenas y aves.

Está totalmente prohibido fumar en tierra bajo ningún concepto. La única zona donde se puede fumar es en las zonas habilitadas en barco.

Dentro del barco no está permitido fumar. En la plataforma exterior existe una zona específica para los fumadores. Está totalmente prohibido tirar las colillas por la borda.

Está totalmente prohibido fumar en las zodiacs ya que es tremendamente peligroso porque hay tanques de combustibles expuestos, conectados a los motores fuera de borda. 

Las propinas no están incluidas en ningún caso.

Las propinas al personal de servicio del barco se hacen como una contribución en un sobre al final del viaje, y se divide entre la tripulación y el Staff.

Una vez a bordo, se darán más directrices. La propina es un asunto muy personal y la cantidad que desea dar es a su discreción. Las propinas se pueden dar en dólares estadounidenses o euros.

Desde viajesalpolo.com nosotros recomendamos una propina de entre 7 y 10€ por persona y día.

Todos los barcos ofrecen alguna opción de acceso a internet y teléfono por satélite con coste extra.

La opción más económica es la creación de un email de abordo que permite manda y recibir correo sin archivos adjuntos, de manera ilimitada, por un coste por expedición. Recibirás más información al respecto en el momento de realizar tu reserva.

Importante: No hay cobertura móvil a bordo de los barcos en ninguna de nuestras rutas.

Sí, hay enchufes en todas las cabinas para poder cargar los aparatos eléctricos y electrónicos. El enchufe es tipo F de dos clavijas redondas (como el español) y la alimentación es de 220v.

En todos los buques existe una pequeña tienda a bordo de recuerdos y regalos, donde poder comprar camisetas, sudaderas, postales y algún peluche.

En el bar del barco venden chocolatinas.

Los itinerarios descritos son sólo una guía. La ruta exacta y el programa pueden variar para poder tomar las mejores ventajas del clima local, de las condiciones del hielo y de las oportunidades de ver vida silvestre. Los cambios los realizarará el capitán y el líder de expedición para facilitar los mejores resultados con las condiciones predominantes. Un programa diario será publicado a bordo. La flexibilidad es la clave del éxito.

Se debe evitar crear daños innecesarios en la superficie del suelo y la vegetación, ya que las tasas de regeneración son muy lentas.

No se pueden coger muestras de plantas ni flores.

No se permite molestar o alimentar a la fauna silvestre. Hay que ser consciente de todas nuestras actuaciones frente a los animales y comprobar si les hemos podido perturbar visualizando un cambio de comportamiento.

Los zorros árticos pueden tener rabia, así que nunca hay que intentar tocarlos ni acercarse a ellos.

Las focas y lobos marinos son peligrosos. No se debe acercarse a ellos.

Los guías enseñarán las zonas por las que no se debe pasar si hay aves anidando. Si las aves son perturbadas y dejan sus nidos, los huevos se enfriarán rápidamente y serán presas fáciles de gaviotas y zorros.

En muchos lugares de las islas se encuentran monumentos culturales, sitios de enterramientos, hornos balleneros, cruces, herramientas de caza, etc. Tales monumentos culturales suelen estar protegidas por la ley. Es ilegal destruir o eliminar este tipo de monumentos y objetos del lugar donde se encuentran.

No se permite coger recuerdos, incluyendo huesos de ballenas o focas, animales vivos o muertos, rocas, fósiles, plantas u otros materiales orgánicos.

Para las excursiones en tierra recomendamos llevar:

  • Pantalones impermeables y cálidos
  • Jersey y forro polar
  • Manoplas y guantes
  • Gorro de lana
  • Calcetines térmicos
  • Ropa interior térmica
  • Chaqueta impermeable y costa vientos
  • Mochila impermeable
  • Gafas de sol
  • Protector solar SPF 30+
  • Prismáticos
  • Cámara, batería extra y muchas tarjetas de memoria
  • Bastones (para caminar con raquetas de nieve)
  • Botas de goma

Solo en el Plancius, Ortelius y Hondius las botas de goma están incluidas dentro del viaje.

Importante: es obligatorio usar botas de goma durante todas las excursiones en tierra.

No está permitido llevar comida durante las excursiones en tierra.

Recomendamos llevar maletas blandas con ruedas tipo bolsa ya que se pueden guardar bien en las cabinas. Hay que recordar que las cabinas tienen el espacio de almacenamiento limitado.

En la Antártida siempre recomendamos llegar a Ushuaia un día antes de la partida del barco. El barco no esperará a ningún pasajero que se retrase a menos que sea un grupo grande.

Para las expediciones del Ártico, la mayoría de las pasajeros llegan en el mismo día del embarque, así que si ese el vuelo se retrasa en principio se esperará a los pasajeros, pero no se garantiza.

No está permitido volar drones ni en los barcos ni en tierra durante los viajes a la Antártida o el Polo Norte.

Todos los viajes han sido creados pensando en la seguridad. Sin embargo, cada pasajero es responsable de su propia seguridad a bordo o durante las excursiones.

Hay chalecos salvavidas en cada cabina.

Siempre se realiza un simulacro de seguridad al comienzo del viaje y es obligatorio para todos los pasajeros participar de este ejercicio.

Durante el viaje, el Capitán podrá realizar un simulacro de incendio, que será anunciado.

Además, cuando viajamos por zonas de agua con hielo puede haber bandazos y paradas repentinas mientras el barco se hace lugar a través del hielo.

Es imprescindible usar las barandillas del barco y especialmente cuando se va por las escaleras.

Las cubiertas exteriores pueden estar resbaladizas por el agua y el hielo.

Nunca colocar las manos en los marcos de las puertas ya que se pueden cerrar de golpe pillando los dedos.

El clima en las Islas Georgia del Sur es considerado un Clima Polar. Por lo tanto es posible que en un mismo viaje se vivan una variedad de diferentes tipos de climas.

La temperatura promedio varía ampliamente dependiendo de la ubicación exacta dentro de la región. Por ejemplo, la temperatura de la isla Bird en enero es de entre 0,7 a 5,5 grados Celsius (33,3 a 41,9 Fahrenheit), pero la Punta Rey Eduardo experimenta una temperatura que rodea los 1,4 a 8,4 grados Celsius (34,5 a 47,1Fahrenheit).

En agosto la temperatura de las Islas Georgia del Sur puede variar entre los -4,8 a 1,5 grados Celsius (23,4 a 34,7 Fahrenheit). Los vientos del verano pueden producir una temperatura más alta de lo normal, pero incluso puede nevar en lugares superiores a los 300 metros (984 pies) sobre el nivel de mar.

Esta zona tiene grandes colonias de pingüinos. Otras aves que se pueden ver son los albatros, gaviotines y varias especies de petreles. Además, en los cruceros a las Georgia del Sur se podrá ver una vida marina que se extiende desde ballenas a un gran número de focas tales como lobos marinos de dos pelos antárticos y de elefantes marinos del sur.

El clima en las Islas Malvinas es típicamente frio, pero no suele llover mucho de forma anual y la nieve no suele mantenerse en el suelo.

Hay que tener en cuenta que siempre caen pequeñas cantidades de lluvias regularmente.

La temperatura máxima en invierno es de -5 grados y la máxima en verano es 24 grados Celsius (23 a 75 grados Fahrenheit).

En verano, aunque se alcancen temperaturas agradables, la media está en unos 9 grados centígrados por lo que no hay que engañarse y siempre hay que viajar bien abrigado a nuestras expediciones.

En las Malvinas existe una gran diversidad  de aves. De hecho, esta es una de las principales fuentes de biodiversidad de la zona. Hay 16 especies endémicas y unas 63 especies que usan las Islas Malvinas para reproducirse.

Algunas de las más destacadas son al pingüino de penacho amarillo, el gaviotín sudamericano y el albatros de ceja negra.

También es posible ver lobos marinos de dos pelos sudamericano y elefantes marinos del sur.